Category Archives: camino de la vida

Regalo de la vida

¿Cuál es el mejor regalo de la vida?  Buscando por los caminos, investigando por rumbos que comenzaron en Camuy, un pueblo costero de Puerto Rico, subiendo por un abra honda, comenzó este análisis.

¿Dónde podrá estar este regalo maravilloso?, le pregunté hace años al campesino, aquel que lleva su carga en el hombro, y está buscando el sustento diario, pero no pudo contestarme, el sudor y la faena diaria solo le permitieron seguir adelante, pero amablemente se ofrece ayudarme con mi bulto escolar, para llegar caminando hacia mi casa.

Allá por el sendero que va por el sector  Canta gallo por el camino hacia Matojillo, nadie podía contestar a mi pregunta, todos estaban ocupados. Pasando por la Iglesia de Piedra, vi una luz, era el camino hacia Dios, me iluminó, y pude aprender tanto que hasta hoy en día mi alma y mi mente están formadas por estas bases.

Transcurrió el tiempo, los años en el barrio Zanja, la escuela superior en el pueblo, los primeros años en la universidad.  Caminando, forjándome, haciéndome un ser productivo, seguía preguntando, ¿dónde está ese regalo que me dará  la felicidad y que me llenará el corazón?

Vino el amor, en los años 90,  que comenzó compartiendo,  luego los hijos, todo lleno de belleza, felicidad, con sus altas, sus bajas que a veces tacaron un abismo.  Esto fue un  regalo que me llena, lo   disfruto y vivo cada día.

Pero, ¿tiene que haber algo más, tiene que existir otro regalo? Uno  que llene y también colme la existencia, que día a día desde que se nace se añora y se trabaja para encontrarlo.

La luz de un nuevo año, la sincronía del universo, el palpitar de un destello interno al cumplir un año más de vida, uno especial, que jamás soñé llegar, ha hecho que comprenda la revelación: el otro verdadero regalo de la vida, que comienza con el compartir, al igual que el amor  es la amistad.

¿Y dónde se encuentra?, está a nuestro lado, está lejos, esta de inmediato, pero a veces se distancia. La amistad genuina es una joya de alto valor, muy rara y escaza, que cuando se encuentra se talla, se pule con los años y permanece.

Las  joyas de la amistad son variadas, pueden ser diamantes de gran valor, cuyo enlace en sus átomos es tan fuerte que al pasar de los años permanecen unidos. Otros son como gemas naturales de forma y  matices variados, cada cual con su propio lustre,  pero todas tienen en común lo siguiente: un corazón noble,  tener la palabra perfecta en el momento preciso, saber escuchar, ser una ventana abierta que permita que entre la luz de nuestra alma.  Cuando más las necesitamos están presentes, siempre tendrán un minuto para ti, por más ocupadas que estén, no te ignorarán, y aún cuando pase el tiempo te sorprenderán, porque los encontrarás inmutables, llenos de ternura y compañerismo.

La verdadera amistad permanece  en el tiempo y en el espacio, tal  como si  nunca hubieran pasado los años.  El mejor regalo de la vida es la noble y verdadera amistad.

camino

Advertisements